7 jun. 2010

Adapta un método a tu personalidad


Por Martín

La semana pasada, dando un paseo por las librerías de la ciudad, encontré cientos y cientos de títulos distintos que tocaban el tema de la seducción. Hojeando varios de esos libros, me fije que la mayoría se basan en el mismo principio y casi ninguno decía algo nuevo. Nuevamente viendo, encontré un libro con un titulo bastante llamativo, llamado “Manual para tontos: Lígate a todas las chicas que conozcas”, algo bastante pretencioso en mi opinión. En si no me interesaba tanto lo que decía, solo lo compre para ver que barbaridades podemos encontrar en el mercado.
Existen muchos métodos y estrategias, que tocan temas desde los arquetipos hasta como debemos de vestir, pero gran parte de ellos se desglosan en 2 métodos fundamentales, el directo y el indirecto, dos términos bastantes comunes en la seducción. Y fuera del Cokie and Funny no hay otro que pueda complementar la personalidad, por eso tenemos uno nosotros mismos.
Hoy veremos las bases para crear un método a la medida de cada uno.
1. Toma tus virtudes y explótalas. Puedes ser tímido o extrovertido. Ambas en exceso no funcionan muy bien que digamos (nada en exceso es bueno) , pero si tomamos la idea de que tú timidez te puede hacer misterioso o que tu facilidad de hablar con los demás  demuestra tu seguridad, veras que te dará ese toque de interesante que te diferenciara de las demás personas. Esta es una de las reglas de la atracción.
    2. Configura el piloto automático de marco. Un día te sientes el rey del mundo, las cosas te salen a la perfección y piensas que nada te puede parar, pero en ese momento vez pasar a la chica mas guapa del lugar y todas tus expectativas se van por la borda. Un error común en los principiantes.
       Lo más importante para evitar este tipo de situaciones es aprender que el resultado es lo que menos  importa  y el 50% de la victoria esta en tu felicidad. Ve por ti, no por ella, y si las cosas no salen como tú esperabas, no importa, nunca pierdas la motivación.
      3.Visualízate.  Cierra los ojos, respira e imagínate en lo que quieres llegar a se. Ahora teniendo esa imagen, ten claro tus objetivos y trabaja para lograrlos.
        Trabajando estos puntos, adaptaras el comportamiento correcto de acuerdo a tu forma de ser.  No sigas los estereotipos de siempre, lo mas sencillo es crear uno propio. No sonara muy lógico que digamos pero si lo intentas veras que el camino correcto lo vas siguiendo.


        ¡Éxito!  

        1 comentario: