12 jun. 2010

Zona Aven: Cita con el enemigo. Parte 1

Por Daniel.

Bienvenidos a esta nueva sección. Aquí en Zona Aven  ejemplificaremos técnicas y métodos con casos reales, que nuestros maestros en seducción nos explicaran a fondo. Si quieres compartimos alguna experiencia o algún caso  mándala a esta página y la publicaremos.

Bueno les contare un caso que ha sido la base de mi motivación por mucho tiempo. Desde siempre he sido bastante tímido y no se me daba mucho hablar con las mujeres. Físicamente  soy un tipo promedio, altura promedio y complexión promedio, nada parecido a un Brad Pitt, pero siempre creí tener un encanto particular, por eso era el consentido de mi abuelita y mis tías en las fiestas familiares.
La verdad nunca me importo el no tener novia pues desde la educación que me dio mi madre, siempre me dijo que “hay un alma gemela en este mundo con la que compartirás tu vida”. Algo de lo más burdo que me quitaba las ganas de conocer chicas.
Cuando entre al último año de la preparatoria, por fin creía encontrar a la persona indicada que tanto decía mi madre. La chica se llama Brenda y para ese entonces era una de las chicas mas guapas de la escuela, pero en si lo que me cautivo fue su forma de ser.
Yo muy decidido y motivado fui por ella.  Para no hacerle a la larga, resumiré lo que sucedió. Gané su amistad, fui atento y caballeroso utilizando el estereotipo de pareja ideal, pero lo lógico a la hora de la verdad salió de su boca  las palabras mas dolorosas que he escuche en esa época: “Mejor solo amigos”.
Desde ese día comprendí que todo lo que creía saber sobre las mujeres estaba totalmente errado. Este fue mi punto de partida para dar ese cambio a lo que actualmente soy yo.
En la actualidad sigo siendo el mismo tipo promedio, nada más con la barba cerrada y unos cuantos años de más. En cuanto a experiencia, cecí  de una forma considerable, a tal punto que mi agenda hasta el mes de octubre estaba llena (tampoco para tanto pero ya salía mucho mas).
Un día estando con mi amigo Andrés;  uno de mis compañeros de la prepa, le conté mi trillado y  engreído estilo de vida.  Él estando exceptivo me dio una prueba, pedirle el teléfono a la rubia despampanante que estaba sentada en la banca de enfrente.    
 Fui y aplique un Cocky & Funny mal hecho pero muy a mi estilo.
Aven: “Hey chica, ¿tienes fuego?” (Encendedor)
Chica: “Si déjame lo busco…”
Aven: “Ok”. Con una cara seria.
Chica: “Toma”
 Aven: “Va gracias, ¿me puedes hacer un favor?”
Chica: “¿Cuál?”. Con Cara de extrañeza.
Aven: “¿Lo puedes prender? Es que no fumo pero mi amigo de haya le da pena pedirlo, y para no echar a perder mi sonrisa de actor de telenovela de alto presupuesto por un capricho suyo, ¿me puedes hacer ese favor?”. Con una sonrisa simpática.
Chica: “Jajaja ok actor de telenovela”  
Aven:”Me llamo Daniel.” Le estreche la mano con cara seria.
Chica:” Yo me llamo Frida” Y me dio la mano.
Aven: Que haciendo tan solitaria por aquí con un chico sensualmente molesto a tú lado.
Chica: “Quien jajaja, es que espero a una amiga…”  

Este es el enganche, desde ese momento le empecé a hacer la plática. Me conto que estudia derecho, que le gusta hacer ejercicio y ya tiene rato sin novio. Cuando se iba profundizando la conversación di mi retirada con un cierre.
Aven: “Me has caído bien chica, pero creo que mi amigo ya esta mordiendo el árbol por su cigarro”.
Chica: “Jajaja ok”
Me levante y le volví a estrechar la mano.
Aven: Un gusto hablar contigo Frida. Pásame tu cel para haber cuando me invitas un café” Con una sonrisa sincera.
Chica:” Mmm ok anota…” Me regreso la sonrisa.
Aven: “¿Y tú no me vas a pedir el mío?”
Chica: “Bueno, ¿Me das tu número?” Con una sonrisa y entre risas.
Aven: “Así me gustan” con la misma sonrisa de antes. “Yo lo anoto” Le puse como nombre el chico sensual de la banca para tener un enganche mas solido y original.
Le di un abrazo y me fui con Andrés a enseñarle la pesca del día.
Para detallar mas este caso, esperen la segunda parte y veremos que nunca es tan tarde para ganar el juego.

Les deseo felices sargeos!  

4 comentarios:

  1. Excelente caso Daniel. Ese Cocky & Funny esta a toda madre hermano, en especial en ese cierre de "para que me invites un café". Ahora solo queda esperar la 2da parte porque la primera esta bastante buena.

    Saludos hermano.

    ResponderEliminar
  2. hola que tal, me llamo alejandro y tambien soy un chico timido que no le va muy bien con las mujeres. Me a gustado bastante tu historia y me a motivado bastante para seguir, gracias y espero que poongas mas de estos casos.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Gran trabajo Daniel, espero con ancias la segunda parte para ver que sorpresa nos traes.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Bastante bueno el caso, me gusto eso del actor de telenovela. Buen uso del cocky and funny, tal vez algo sutil pero muy drecto.

    Un saludo de Aven Sly

    ResponderEliminar